Petro y el Peatón ¿Retórica o Prioridad?

 “Cuando uno no vive como piensa, acaba pensando como vive.” Gabriel Marcel

Coherencia conceptual

El miércoles de la semana anterior, al cabo de la intervención del alcalde Gustavo Petro en el Gran Foro de Movilidad realizado en la Universidad de los Andes, varias personas del público, comenzando por la moderadora, manifestaron haber percibido una enorme coherencia en su discurso. Como muchos, compartí la opinión, pero diría que principalmente sobre los grandes conceptos. Desestimular el uso del carro, estimular  y mejorar el transporte público, la apuesta por un sistema multimodal y sobretodo la priorización del peatón. ¿Cómo no reconocer que su discurso suena cada vez más fuerte y fluido en lo conceptual y filosófico, y que a medida que pasa el tiempo lo comunica con mayor confianza y seguridad? (Ver el video)  Es innegable que lo viene interiorizando.

Incoherencia real

Ahora bien, pues sucede que “no todo lo que es parece ni todo lo que parece es”.

Por eso quisiera llamar la atención muy puntualmente sobre una afirmación que ha venido haciendo el alcalde desde tiempos de campaña, que reiteró durante el foro, pero que derrumba por completo la consistencia de uno de los argumentos centrales de su política de movilidad, y que también es un principio rector de su visión de ciudad. A mi modo de ver, un verdadero golpe a la quijada de su discurso; una monumental contradicción.

Me refiero específicamente a su retórica de hacer del peatón la prioridad –que así debe ser y está muy bien plantearlo-, al tiempo que anuncia de manera abierta y clara que las obras de intervención férrea que tendrá la carrera 7ª y las nuevas troncales de Transmilenio (BRT) de las avenidas Boyacá y 68, NO se acompañarán del componente de renovación urbana y espacio público complementario para el peatón. Esto, como parte de una fórmula decidida por él y su equipo para abaratar significativamente el costo de la construcción de futuros kilómetros de Transmilenio; buscando pasar de 40 millones USD/km que costó la Ave 26 a 10 millones USD/kilometro. Así lo defendía: “No digo que no se necesite (renovación urbana), pero estamos ante una emergencia de movilidad”. (Ver minuto 58¨)

¿Dónde quedó la prioridad? A continuación  la verdadera emergencia:

Informa la Cámara de Comercio de Bogotá que en el 2011 murieron en Bogotá 312 personas atropelladas, lo que representa el 60% del total (564) de las muertes relacionadas con accidentes viales. Prácticamente muere 1 peatón todos los días del año (0.85) y en promedio 26 al mes. Curiosamente el mismo Petro expuso con pasión el problema, minutos antes de anunciar su genial idea de abaratar costos: “Nuestro sistema actual de transporte está matando niños, niñas y ancianos……Para quienes consideramos que la vida es la prioridad, incluso sobre el mercado, pensamos que en el tema del cambio del modelo del transporte de la ciudad lo primero que tenemos que garantizar es la priorización del peatón.” (Ver minuto 19:15¨)

Informe Cámara de Comercio de Bogotá

¿Realmente puede uno decir que el peatón es la prioridad y planear hacer futuras troncales de Transmilenio que dejan de lado ese aspecto? Es una lógica imposible de defender.

Está el caso reciente del puente de la calle 100 que terminaron, pero sólo  en lo que beneficia al tráfico vehicular (Ver artículo). Para el peatón, un conejo olímpico: “si los recursos nos sobran -y desde ya digo que no (explicaba el contratista a los reclamos ciudadanos)- entonces, lo dejaríamos (espacio público complementario) como alguna alternativa para que, a través de otro contrato del IDU, se lleve a cabo ese tipo de obras”. ¿Resultado? Nada de andenes, pasos peatonales seguros, señalización pertinente, rampas de acceso, semaforización, etc. Como si fuesen lujos. Meros accesorios. Simples caprichos.

Esperemos que el alcalde reconsidere, pues de avanzar como lo viene planteando, será él mismo quien le estará haciendo conejo a su propio discurso.

  ___________

Finalmente. No se entiende por qué Petro insiste en utilizar como parámetro de comparación el costo del km de Transmilenio (BRT) ($) por la Ave 26, que suma sobrecostos de todo lo robado y más, para comparar costo de km BRT vs costo $ de km Tram/Metro Ligero. Un recurso retórico antitécnico y engañoso, absolutamente innecesario para la defensa de sus propuestas para la ciudad. Cifras claras por favor.

About these ads

2 Respuestas a “Petro y el Peatón ¿Retórica o Prioridad?

  1. Que mal escrito…

  2. Totalmente de acuerdo, aunque apoyo a “De Guzman” este texto posee muchos errores de redacción. ¡Pilas!

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s